AQUÍ

sábado, 30 de julio de 2011

EVIDENCIAS

El término EVIDENCIA proviene de latín indictum, que significa signo aparente y probable de que existe alguna cosa, y a su vez es sinónimo de señal, muestra o indicación. Por lo tanto, es todo material sensible significativo que se percibe con los sentidos y que tiene relación con un hecho delictuoso.

Al decir material sensible significativo se entiende que está constituido por todos aquellos elementos que son aprehendidos y percibidos mediante la aplicación de nuestros órganos de los sentidos. A fin de lograr una adecuada captación del material sensible, nuestros sentidos deben estar debidamente ejercitados para esos menesteres y, de preferencia, deben ser aplicados conjuntamente al mismo objeto.

LA EVIDENCIA SEGÚN LA CRIMINALISTICA
Desde el punto de vista criminalística, se entiende por material o indicio "Todo objeto, instrumento, huella, marca, rastro, señal o vestigio que se usa y se produce respectivamente en la comisión de un hecho".
Es decir, es toda evidencia física que tiene estrecha relación con la comisión de un hecho presuntamente delictuoso, cuyo examen o estudio da las bases científicas para encaminar con buenos principios toda investigación, y lograr fundamentalmente:
* La identificación del o los autores.
* Las pruebas de la comisión del hecho.
* La reconstrucción del mecanismo del hecho.
Con base en la experiencia y aplicando los métodos inductivo y deductivo, así como las técnicas adecuadas, se podrá hacer hablar a las "evidencias". Se debe recordar la famosa sentencia del doctor Edmond Locard y sentir la profundidad científica de su mensaje: Las evidencias son testigos mudos que no mienten.


EVIDENCIAS E INDICIOS
Las evidencias físicas o indicios asociativos se pueden encontrar en el lugar de los hechos, ya sea en posesión de la víctima, cercana o distante a ella, o, en su caso, en posesión del autor del hecho cuando éste es detenido de inmediato en el propio sitio, en sus ambientes o en otros sitios de investigación.
Una vez protegido, observado y fijado el escenario del suceso, puede realizarse la colección de los indicios o evidencias asociados al hecho, observando técnicas para el levantamiento y con el uso de guantes y otros instrumentos, de acuerdo a lo que se vaya a levantar.
LAS REGLAS DE LAS EVIDENCIAS
* Levantar toda evidencia física, siendo preferible pecar por exceso que por defecto.
* Manejarla sólo lo estrictamente necesario, a fin de no alterarla o contaminarla.
* Evitar contaminarla con los instrumentos que se utilizan para su levantamiento, los cuales deberán ser lavados meticulosamente antes y después de su uso.
* Levantarla por separado, evitando mezclarla.
* Marcarla en aquellos sitios que no ameriten estudio ulterior.
* Embalarla individualmente, procurando que se mantenga la integridad de su naturaleza.

En la escena del crimen, toda evidencia debe ser minuciosamente estudiada. Esta decisiva
labor será llevada a cabo por profesionales en criminalística y médicos forenses. Lo que a
simple vista está oculto, para ellos, son pequeñas piezas de un rompecabezas que una vez completo o casi completo, conducirán al esclarecimiento del delito. ¿Cómo se recopila la información en una escena del crimen? ¿Cuáles son las pistas a las que recurren estos profesionales? ¿Qué tecnología es usada para ello?
La medicina forense lleva tiempo intentando atar los cabos sueltos de algunas muertes inexplicables. Crímenes pasionales, suicidios, asesinatos enigmáticos... muchas son las páginas escritas gracias a esta ciencia. Ya en 1910 y según el médico francés 
Edmond Locard, padre de la criminología, todo acto ilegal siempre dejaba un rastro en el lugar. Y
cuando este rastro está directamente relacionado al hecho, se convierte en evidencia que a veces es imperceptible, de allí se derivan la importancia de la capacidad perceptiva del profesional y el hecho de que sea toda una disciplina de rigor científico.

La investigación de un delito requiere para minimizar riesgos de fracasos en sus resultados, la utilización de todos los recursos que aporta la Criminalística.
Podemos definir a la Criminalística como la disciplina técnica científica que, mediante la recolección por procedimientos interdisciplinarios de rastros en general, permite la comprobación de la existencia de cualquier tipo de hecho, la individualización de su autor o autores a través de los indicios personales dejados en el lugar y la conformación de la prueba material  – basada en métodos científicos verificables  – para asegurar que los mismos no puedan eludir sus responsabilidades es frecuente que en la escena de un crimen sean encontradas “entre otras” muestras biológicas como: semen, sangre, pelos y restos de piel bajo las uñas de las víctimas. Este tipo de muestras posee ácidos nucleicos (ADN) de la persona de la cual provienen.
El desarrollo de técnicas de biología molecular, que permiten un análisis exhaustivo del ADN contenido en ellas, ha hecho que este tipo de evidencias cobre particular importancia. Esto se debe a que puede establecerse una huella genética prácticamente inequívoca que permite correlacionar la evidencia encontrada en la escena del crimen con un sospechoso, claro esta,
“de poseer un sospechoso”.

¿Qué criterios  se aplican a las  evidencias?
Las evidencias deben ser :
1.    Objetivas. El postulante demuestra  la evidencia y es recogida por el evaluador a partir de instrumentos de medición
2. Pertinentes. Las evidencias  recogidas  deben corresponder  a las normas de competencia profesional concertada y establecida en el plan de evaluación
3.Vigentes. Las evidencias  previas, no  deben ser obsoletas, debe establecerse un tiempo de vigencia.
4.Auténticas. Las evidencias deben corresponder al postulante, y no  a otra persona.

LAS EVIDENCIAS MÁS COMUNES EN EL LUGAR DE LOS HECHOS
Generalmente están asociados a actos o hechos ilícitos consumados, son los siguientes:
1.- Impresiones dactilares, latentes, positivas y negativas.
2.- Huellas de sangre, con características dinámicas, estáticas, apoyo, embarraduras, etc.
3.- Huellas de pisadas humanas, calzadas, descalzas, positivas, negativas e invisibles.
4.- Huellas de pisadas de animales, positivas, negativas e invisibles.
5.- Huellas de neumáticos, por aceleración, rodada y frenamiento o desplazamiento, pueden ser positivas o negativas.
6.- Huellas de herramientas, principalmente en robos, en puertas, ventanas, cajones de escritorios, cajas fuertes, chapas, cerraduras, picaportes, etc.
7.- Otro tipo de fracturas, en autos por colisiones, volcaduras o atropellamientos, también en objetos diversos por impactos o contusiones.
8.- Huellas de rasgaduras, descoseduras y des abotonada ras, en ropas; pueden indicar defensa, forcejeo o lucha.
9.- Huellas de labios pintados sobre papel klennex, ropas, tazas, cigarrillos, papel, etc.
10.- Huellas de dientes y uñas, conocidas como mordidas o estigmasungueales respectivamente, en luchas, riñas o delitos sexuales.
11.- Etiquetas de lavandería y sastrería en ropas, son de utilidad para identificar su procedencia y probablemente la identidad de desconocidos.
12.- Marcas de escritura sobre las hojas de papel subyacente a la escrita, recados póstumos o anónimos, amenazas escritas o denuncias.
13.- Armas de fuego, armas blancas, balas, casquillos, huellas de impactos, orificio por proyectil, rastros de sangre, manchas de sustancias, etc.
14.- Pelos humanos o de animal, o sintéticos, fibras de tela, fragmentos de ropas, polvos diversos, cenizas, cosméticos.
15.- Orificios en ropas y piel humana, huellas de quemaduras por flamazos o fogonazos, tatuajes o quemaduras de pólvora por deflagraciones, huellas de ahumamientos, esquirlas, etc.
16.-Instrumentos punzantes, cortantes, contundentes, punzó-cortantes. punzó-contundentes, corto contundentes, etc., en hecho consumados con arma blanca.
17.- Huellas de cemento para pegar suela u objetos diversos (inhalantes volátiles), manchas de pintura, grasa, aceite, costras de pintura, manchas de diessel, huellas de arrastramiento, huellas de impactos, acumulaciones de tierra, fragmentos de accesorios, residuos de marihuana, tóxicos, sedimentos medicamentosos» maculaciones diversas, etc.
18.- Polvos metálicos, limaduras, aserrines, cal, yeso, cemento, arena, lodo, tierra, etc.

CONCLUSIONES GENERALES
Las Evidencias, la cual constituyen la base científica-técnica para la comprobación del cuerpo del delito o del hecho.
Las evidencias se van jerarquizando mediante un proceso de ajuste a fin de que constituyan medios de prueba que nos permitan conocer e individualizar la persona inculpada de todos los demás, reuniendo sistemáticamente y científicamente tales elementos de convicción
La importancia de esta ciencia es la de contribuir al esclarecimiento de los hechos mediante técnicas de las más variadas para el conocimiento del hecho delictuoso.
La razón de ser de la EVIDENCIA, es la de descubrir y comprobar hechos. La primera significa poner en descubierto el hecho, su agente y sus circunstancias y poderlo llevar a la instancia judicial, a esta razón de ser se le considera como su característica primordial y se centra en la búsqueda de las pruebas, el seguimiento de pistas y el descubrimiento de evidencias necesarias par terminar con éxito los objetivos propuestos.
La segunda, es decir la de comprobar la verdad de los aducido ajustándose la causalidad de lo sucedido, recae naturalmente sobre el cuándo, cómo, dónde y quién es decir sobre las circunstancias del hecho; evitándose así el error judicial.
De allí que descubrir es comprobar o llegar a la demostración científica policial del delito y es distinta a la anterior aun cuando se halla íntimamente ligado a ella.
La primera razón es científicamente metódica y experimental, la segunda pretende una reconstrucción causal y solo en los casos en que se da en todas sus partes o en los que se estima procesalmente suficiente, puede el juez tomarlo en cuenta por ser la generadora de la evidencia probatoria.
RECOMENDACIONES
* Si el hecho ha sido cometido en un lugar cerrado (cuarto, recámara, almacén, edificio, vecindad, etc.), todas las vías de acceso (puertas y ventanas) serán vigiladas.
* Si el hecho ha sido cometido en un lugar abierto o casa aislada, el acceso al área quedará prohibido al público cuando menos a 50 metros de diámetro.
* El acceso al lugar cerrado o abierto deberá quedar prohibido a toda clase de personas ajenas a la investigación.
* Reconocer si el lugar de los hechos es el original, o si existen otros sitios asociados que se deben investigar.
* Localizar evidencias físicas asociadas al hecho (identificadores y reconstructoras).
* Hacer las reflexiones inductivas y deductivas in situ con objeto de formar un juicio sobre el acontecimiento y poder emitir opiniones.
En conclusión y como sostuvo el Sherlock Homes francés, Edmond Locard, “los restos microscópicos que cubren nuestra ropa y nuestros cuerpos son testigos mudos, seguros y fieles, de nuestros movimientos y de nuestros encuentros.” Restos que la ciencia y la astucia profesional lograrán hacer hablar hasta esclarecer crímenes, accidentes y misterios.

Bastará con dejar en el lugar un minúsculo elemento como un trozo de cabello para así corroborar que cada delito, definitivamente, tiene la huella personal de quien lo cometió.

Comparte esta entrada

votar
.